Boda con aire vintage

Cuando María, me comentó que quería hacer una boda llena de detalles, después de decidir que se casarían en Huerto Barral, lugar con mucho encanto y súper especial, decidí darle al enlace un aire vintage.
En lo primero que me detuve fue en buscar una invitación que indicara el el estilo del enlace, porque que es lo primero que el invitado va a ver de tu boda?, el formato en que la recibes, y es por ésta razón, por la cual elegimos éstas invitaciones.
La Invitación original llevaba el cordón en crudo, pero decidimos darle el toque de color lila, color que estará presente y que fue el elegido para marcar la decoración del enlace.
                            
                           

Por otra parte escogimos éstos rincones para darle ese aire vintage que buscábamos. En primer lugar, creamos un rincón para que los invitados pudieran escribir los deseos para los novios. La máquina de escribir antigua nos envolvía en un ambiente del pasado, y el marco completaba la decoración que buscábamos. Con un acuerda del mismo color que el que cerraba los tarjetones de los que hablábamos al principio. La cesta, y los botes de cristal con los colores verdes y lilas, se apoyaban en una mesa antigua con pie de forja y base de mármol.


Las balas de paja y las maletas antiguas también las elegimos para completar el estilo que buscábamos.

 Podríamos  haber completado la decoración vintage con un sitting y los meseros del mismo estilo, pero decidimos darle una vuelta más, y hacerlo más personalizado . El sitting se componía de la cosas que les gustaba a los novios, cómo veréis “we love “, también lo convertimos en lila para que coordinara con el resto de decoración de la mesa.  Los colocamos a cada lado del pasillo de entrada al banquete , pasillo que recibía  a los invitados con un banderín de tela de saco con el nombre grabado de los novios.






A los lados, y enmarcando el salón, colgamos de los árboles las burbujas de cristal con vela, completando un ambiente cálido y romántico. La velas fue un elemento muy presente en todas las mesas, tanto en la que estaba en la entrada , como en las de todos los comensales.

La mantelería también la elegimos lila, y las sillas en color crudo para que resaltaran. Para algunas invitadas  a las que la novia quería dejarles un detalle en la sitio , dejamos éste ramillete de tela de saco y florecillas lilas que a todas les encantó.

                                                       

Los centros se componía de botes con tela de saco y rafia, la base de cristal y yedra la colocamos para enmarcarlos. Lo completaban unos meseros blancos con su ” we love” correspondiente, y en el que los novios explicaban porqué les gustaban esas cosas que daban nombre a sus mesas. Tuvieron el gran detalle de poner un we love imatge, la cual que nos encantó…



Para finalizar el jardín tenía una iluminación siciliana que se componía de una guirnalda de luces que quedaba fenomenal en ésta masía con tanto encanto.
La piscina estaba rodeada de peceras de cristal con velas, y con los colores que tenían todos y cada uno de los elementos florares que completaban la decoración




También pusimos un photocall, con un marco antiguo y atrezzo para que los invitados inmortalizaran así un momento divertido de la boda.

En fin…, espero que María tuviera lo que quería…, una boda llena de detalles…, aunque lo que más quería ya lo tenía de antes, al chico que le había robado el corazón, convertido en su marido.

Ah!, se me olvidaba poner una foto de éstos novios tan especiales..,. os dejo su réplica…, son iguales que los de su tarta…

Gracias por dejarme participar en vuestro día chicos!

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.